ingeniero aeroespacial y buscador de oro Jim Humble

Dice el descubridor, Jim Humble: “Clorito de sodio al 28% junto con ácido cítrico es un poderoso mineral que refuerza el sistema inmunológico. Elimina bacterias, virus, parásitos, malaria, dengue, hepatitis, HIV y diabetes. No es una medicina, es un mineral que al ingresar a nuestro organismo transforma las células enfermas, devolviéndonos el equilibrio y la salud. Miles de personas en el mundo ya lo han probado siendo un tratamiento exitoso en muchas enfermedades. Equilibra nuestro sistema a través de un proceso químico molecular.Eficaz para problemas de encias, osteoporosis, problemas musculares, problemas tiroideos entre otros.”

El MMS proviene de un mineral NaClo2 (Clorito de sodio) que al ser combinado con Acido cítrico libera un gas en el organismo (Dióxido de cloro) y al ser ingerido va al torrente sanguíneo y tiene la capacidad de eliminar de forma muy efectiva todas las bacterias, virus, hongos y parásitos.

 

 

¿Cómo surge el MMS?

El ingeniero aeroespacial y buscador de oro Jim Humble, mientras estaba en la selva de Guinea lo descubrió por casualidad, encontrando así la cura de la malaria, enfermedad que contrajeron algunas de las personas que viajaban con él en su expedición en busca de oro, y cientos de personas mas que habitaban la zona.

Al verlos padeciendo de la enfermedad, les ofreció a unos pocos, tomar del agua que a el tenia cuando se lo pedían, sabiendo que esta estaba purificada con el mineral que el llevaba consigo, no dudo en dárselas, grande fue su sorpresa al escuchar de las personas que bebieron el agua purificada decian sentirse mejor en pocas horas, minimizando todos los síntomas casi a cero, y al cabo de 4 horas ya no presentaban molestias ni daños originados por la enfermedad, Jim alcanzo el siguiente cuestionamiento, si nuestro organismo está conformado por un 80% de agua. ¿Qué sucede si se purifica también el agua de nuestro cuerpo?

Es así que les preguntó a algunos enfermos mas y que tenían todos los malestares de malaria, si estarían dispuestos a tomar lo que él les ofrecía, seguro de si mismo y de lo que había sido testigo, Jim les dio el gua purificada, y volvió a notar que las personas que habían contraído la malaria se sanaban en pocas horas, y ahora estando bien ellos bromeaban de lo mal que la habían pasado.

De ahí le surgió el interés de continuar descubriendo y desarrollando lo que él ha llamado MMS (Miracle Mineral Supplement).

¿Cómo trabaja el MMS?

kit de MMS Acido Citrico y Solucion de MMS de 4oz

kit de MMS Acido Citrico y Solucion de MMS de 4oz – Aprobado por Jim Humble y la Iglesia Genesis II – Perú

El cuerpo es una red de electrones que se comunican entre sí.  Entonces al estar enferma la persona, se consume gran cantidad de energía, que se necesita para mantener el organismo sano y en buen funcionamiento. Al bajar la energía se pierde la comunicación intracelular entre la enfermedad y el sistema inmunológico, si el organismo no le comunica al cerebro que “algo” no está funcionando de manera correcta, esté no da la instrucción de restaurarse.

El MMS mata los patógenos por oxidación.

En nuestro organismo existen oxidantes (que son los que atraen electrones) y los antioxidantes (que son los que ceden electrones), juntos y en equilibrio son la fuerza eléctrica que hace que nuestro organismo funcione adecuadamente.

El MMS encuentra la infección debido a que ésta es más ácida y la destruye. A través de la oxidación destruye la pared celular de las bacterias.

Elimina los virus al interrumpir la producción de péptido intracelular lo que evita la reproducción por medio de la esterilización de los mismos.

Al volver el organismo alcalino, los hongos no encuentran el ambiente adecuado para desarrollarse ni reproducirse.

El MMS ya preparado es dióxido de cloro, que se revierte a simple e inofensivo cloruro y oxígeno neutralizado, siendo esta la mejor respuesta a las enfermedades de la humanidad que hasta ahora se conoce y que no es un medicamento. Es lo más puro  que se pueda tomar para eliminar los virus, bacterias, hongos y parásitos.

El MMS NO mata, no daña ni ataca!

No ataca a las células sanas ni a los microbios benéficos ya que tienen un pH superior a 7 y sólo se pueden destruir con una fuerza oxidativa mayor de 1,45 milivoltios. El dióxido de cloro, en las cantidades que se desprenden del MMS, no tiene fuerza para dañar el cuerpo. Los microrganismos patógenos suelen ser anaeróbicos y tienen mucha menor resistencia a la oxidación que las células sanas y los microrganismos benéficos que sí necesitan oxígeno para subsistir. Por tanto la fuerza oxidativa del dióxido de cloro (1,43 mili voltios) es suficiente para acabar selectivamente con todas las sustancias ácidas y anaeróbicas del cuerpo sin dañar el equilibrio vital del organismo.

No nacimos para estar enfermos.

Aunque muchos de nosotros no lo hemos visto de esta manera, la enfermedad se debe en mucho, a una mala alimentación y excesiva contaminación de lo que ingerimos, respiramos y hasta lo que tocamos, esto tiene como resultado el crecimiento de microrganismos y parásitos. Esta condición empeora con el constante tratamiento con químicos sintéticos que se añaden a la sobrecarga tóxica del cuerpo.

El cuerpo humano enfermo necesita desintoxicarse adecuadamente y gozar de una buena alimentación y nutrición para balancear su química.
La mente humana también necesita y se beneficiará, de la disposición de priorizar aquello que realmente funciona, el dióxido de cloro es un desinfectante y purificador  natural benéfico que ha sido utilizado externamente con éxito por más de 50 años, para el beneficio humano, pero su más grande potencial reside donde todas nuestras más altas posibilidades se encuentran, ¡Dentro de nosotros mismos!!!

El cuerpo humano tiene la capacidad de alinearse y auto-recuperarse con solo remover de él, los patógenos.

¿Qué enfermedades pueden ser tratadas con MMS?

El 98 % de enfermedades, e inclusive,

  • Cáncer
  • Gripe (de todo tipo)
  • Diabetes
  • Artritis
  • Malaria
  • Psoriasis
  • Hepatitis (A, B, C)
  • Tumores
  • Mal de Parkinson
  • TDA
  • Depresión
  • Inflamaciones
  • Ansiedad
  • Asma

Todas las enfermedades producidas por bacterias, virus, hongos, parásitos, otros microrganismos y muchas enfermedades genéticas o hereditarias pueden ser tratadas.

Haga clic en el enlace a la investigación que realiza la revista  Discovery Salud.